Inicio
Acerca de ArgenBio
Novedades
La biotecnología
Cultivos aprobados y adopción
Alimentos Transgénicos
Aplicaciones
Preguntas Frecuentes
Biblioteca
Glosario
Links recomendados
Educación
Para periodistas
Contáctenos
Suscríbase
Cultivos resistentes a insectos o Bt

« volver


Los cultivos resistentes a insectos o Bt son plantas modificadas mediante ingeniería genética para brindar protección frente a ciertas plagas a través de la expresión, en sus tejidos, de proteínas insecticidas, denominadas proteínas Bt.

La denominación Bt deriva de Bacillus thuringiensis, una bacteria que normalmente habita el suelo y cuyas esporas contienen proteínas tóxicas para ciertos insectos. Estas proteínas, se activan en el sistema digestivo del insecto y se adhieren a su epitelio intestinal, alterando el equilibrio osmótico del intestino. Esto provoca la parálisis del sistema digestivo del insecto, que deja de alimentarse y muere a los pocos días.

El grupo más grande de proteínas Bt son las toxinas Cry y son consideradas inocuas para mamíferos, pájaros e insectos “no-blanco”. Hay varias proteínas Cry (y por lo tanto diferentes genes cry), cada una específica para un tipo o grupo de insectos.

Más recientemente también se han incorporado al maíz genes para otras proteínas insecticidas, denominadas Vip. En lugar de producirse en las esporas de Bacillus thuringiensis, las proteínas Vip forman parte de las estructuras cristalinas que aparecen durante la fase vegetativa de la bacteria. Al igual que las proteínas Cry, se unen específicamente a receptores del sistema digestivo de los insectos plaga que controlan.

Tabla: Endotoxinas Bt y sus actividades contra determinadas especies de insectos.

Los beneficios que presentan los cultivos Bt se centran en la posibilidad que tiene el agricultor de controlar las plagas con menos aplicaciones de insecticidas, lo que constituye, además, un beneficio directo para el medio ambiente. En particular, el control eficiente de las plagas permite una máxima expresión del potencial de rendimiento, un manejo más flexible de las fechas de siembra y cosecha, y una mejor calidad del grano. Por su parte, sobre todo en maíz, la reducción en el nivel de micotoxinas es un beneficio para la salud humana y animal.


Maíz Bt

Ciertos lepidópteros, como el barrenador del tallo (Diatraea saccharalis), el gusano cogollero (Spodoptera frugiperda) y la oruga o isoca de la espiga (Helicoverpa zea) constituyen las principales plagas del maíz en nuestro país. Sus larvas se alimentan de los tallos, las hojas y las espigas, dejando galerías que dañan la planta, la quiebran, impiden el transporte de nutrientes y sustancias y son vía de entrada para hongos, cuyas toxinas (micotoxinas) son muy peligrosas para nuestra salud. Hay también insectos coleópteros, como la vaquita de San Antonio (Diabrotica speciosa), cuyas larvas son subterráneas y dañan a las raíces del maíz.

El maíz Bt es un maíz transgénico o genéticamente modificado que produce en sus tejidos proteínas Cry y últimamente también proteínas Vip. Así, cuando las larvas de las plagas blanco intentan alimentarse de la hoja o del tallo del maíz Bt, mueren. Los primeros híbridos de maíz Bt expresaban sólo una proteína, y la tendencia hoy en día es apilar genes para ampliar el espectro de control y contribuir a retrasar la selección de resistencia.

Manejo de resistencia de insectos


Actualmente, el 96% del maíz cultivado en Argentina es transgénico. En la campaña 2016/2017 más del 75% de los híbridos transgénicos sembrados tenían dos características combinadas: la resistencia a insectos y la tolerancia a herbicidas, y una fracción menor con resistencia a insectos únicamente.


Algodón Bt
De la misma manera que el maíz Bt, el algodón Bt resulta de la incorporación de los genes Cry al genoma del algodón. Así, el algodón Bt que se cultiva en la Argentina también es resistente a insectos lepidópteros y en particular, a la oruga del capullo, la oruga de la hoja del algodonero y la lagarta rosada.

En 1998 se comercializó la primera variedad de algodón Bt en el país. Los principales beneficios del uso de algodón Bt son el aumento en los rendimientos debido al control de insectos y la disminución de costos y del impacto ambiental y para la salud debido al menor número de aplicaciones de insecticidas. En la campaña 2016/2017 se sembraron 300 mil hectáreas de algodón transgénico. Casi el 90% de esa superficie fueron variedades con las características de resistencia a insectos y tolerancia a glifosato acumuladas, y el 10% fueron variedades con tolerancia a glifosato.

Soja Bt
En el año 2012 se aprobó en nuestro país la soja con las características de resistencia a insectos y tolerancia a glifosato combinadas, cumpliéndose en la campaña 2016/17 cuatro años de siembra de variedades con la combinación de ambas características.  


Ingrese aquí su búsqueda:
Buscar en:
 
® Copyright ArgenBio 2007 - Todos los derechos reservados - Términos y Condiciones